26/7/12

El lobo, el bosque y el hombre nuevo regresa a las tablas


“El lobo, el bosque y el hombre nuevo” regresa a las tablas cubanas. El actor Jorge Luis López vuelve a asumir esta puesta como lo hiciera hace 20 años atrás.
Basado en el cuento homónimo del escritor espirituano Senel Paz, este unipersonal de una hora y veinte minutos requiere del actor un fuerte despliegue escénico, ese que necesitan los personajes de Diego y David para convencer sobre las tablas y tocar la sensibilidad del espectador.

Para esta ocasión en que la obra se presenta en la sala Llauradó de la Casona de Línea lo queda del mes de  de julio, Jorge Luis López no sólo se desenvuelve como actor sino también como el director de la puesta; y para ello cuenta con el trabajo de su grupo Blanco y Negro.

“Hace 20 años se estrenó este espectáculo en el Sótano, la primera vez que se versionó el cuento de Senel, después surgieron otras adaptaciones como La Catedral del Helado o Para comerte mejor, pero tuvimos la suerte que ésta fuera la primera y que obtuviera el Premio de Actuación, de Puesta en Escena y de Versión.

Con ese espectáculo hemos recorrido varios lugares en Brasil, y en este 2012 estamos celebrando en Cuba sus 20 años de estrenado y sus más de 500 funciones.”

Asimismo López refiere que el grupo Blanco y Negro que él dirige arriba ya a su aniversario trece. La actriz y cantante Liliam, esposa de López, integra también el elenco.

La puesta de “El Lobo, el bosque y el hombre nuevo” tiene como rasgo distintivo en esta oportunidad, la realización de un miniconcierto de música cubana, el que antecede a la puesta.

Jorge Luis López confiesa que esta obra ha sido la única que hasta el presente lo ha motivado a hacer un unipersonal. Al cabo de tantos años, refiere el actor, enfrentarse con una puesta de la envergadura de ésta lo ha probado sobre la escena. López recuerda que en sus inicios, al concluir cada función, se sentía exhausto; sin embargo, la experiencia por él acumulada durante todos estos años de actuación, lo ha preparado para ahora saber cómo dosificar mejor sus energías.
“El lobo, el bosque y el hombre nuevo” sigue despertando emociones en el espectador, del mismo modo que le ocurre al lector cuando lee el relato. El cuento que escribiera Senel Paz no sólo fue versionado para el teatro sino también para el cine. La obra es, sin duda, un llamado a la tolerancia y a la igualdad entre los seres humanos, sin importar creencias ni gustos sexuales.

David y Diego vuelven a generar polémica y a hacernos pensar a cada uno de nosotros acerca de la vida. Encontrarnos con esta obra llevada al teatro, después de tantos años sin visitar las tablas, es lo que se llama una oportunidad única.

Disfrute lo queda del mes de julio llegándose a la sala Llauradó para deleitarse con este unipersonal de Jorge Luis López.


 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...